Hakim

En junio de 2008, tres huérfanos de madre con SIDA tomaron la difícil decisión de escapar del único hogar que conocían. Namatovu (16), Naiga (15) y Hakim (10) huyeron de un orfanato donde la negligencia y los abusos estaban a la orden del día. En colaboración con las autoridades, Malayaka House intervino para ofrecer a los niños seguridad, salud y en última instancia, la esperanza de una vida mejor.

Años después, en 2013, los tres pidieron a Robert que ayudara también a su hermano menor, Cheche, a quien la vida le había arrojado a sobrevivir con su abuela en Kampala recogiendo basura de las calles.

A simple vista Hakim es un chico tranquilo, humilde, respetuoso, trabajador e infinitamente ingenioso. Durante años Hakim ha ido creciendo y gestionando nuestra pequeña pero diversa comunidad de animales que incluye cerdos, conejos, pollos, patos, gansos, pavos, cerdos y cabras.

Es responsable de todos los aspectos relativos al cuidado de los animales, y lo hace con amor y sin que nadie se lo tenga que recordar. Es autodidacta, disciplinado, centrado, creativo y profesional. Ante todo su objetivo es convertirse en veterinario, que pasa por ser una gran y prometedora carrera en Uganda.

Estudió hasta 4º de secundaria pero en 2016 decidió dejar la escuela y centrarse en el trabajo en Malayaka House. Le pusimos a cargo de todos los proyectos de la granja.

Bobo y él siempre fueron buenos hermanos y compañeros y han aprendido mucho juntos.

En 2018 Hakim ya tenía 19 años y decidimos que se mudara a casa de su hermana, Namatovu. Desde entonces no trabaja ya en casa pero le ayudamos con sus estudios para convertirse en guía turístico, especializado en safaris.

Compagina sus estudios con su huerto y con pequeños trabajos como guía turístico en bicicleta en Entebbe.

children malaykahouse Hakim