Johnny

A principios de enero de 2006, la Unidad de Infancia y Familia del Departamento de Policía de Entebbe contactó a Uncle Robert para informarle del estado de salud de unos trillizos de 8 meses llamados John, Jimmy y Cheche que vivían en un poblado muy pobre con su madre enferma mental. Los pequeños estaban muy enfermos y en la comunidad donde vivían estaban preocupados. En varias ocasiones les habían dejado solos, pero cuando los vecinos habían intentado ayudar llevando a los niños de vuelta a su casa, la madre se había puesto agresiva y violenta. Era evidente que no los estaba alimentando suficientemente y que cada vez estaban más enfermos. Las autoridades fueron alertadas de la situación y terminaros avisando a la policía.

Al cabo de un mes, Robert fue convocado a una reunión con los líderes de la comunidad, la Unidad de Infancia y Familia y un pequeño grupo local de defensa de la Infancia. La situación había llegado a un punto que amenazaba la vida de los niños y si no se hacía algo de inmediato, acabarían muriendo. Su condición era crítica: los tres tenían malaria, neumonía y malnutrición severa. Las autoridades tomaron entonces la difícil decisión de privar a la madre de la custodia de los niños y ponerlos al cuidado de Malayaka House.

Robert pasó la siguiente semana en el hospital con los niños hasta que tuvieron fuerzas suficientes para llevarles a su nueva casa. Durante este primer periodo, tuvieron que regresar día sí y día también al hospital porque los niños seguían con las defensas bajas y estaban demasiado débiles para combatir la malaria. Fiebres altas, convulsiones, vómitos, diarreas y serias complicaciones respiratorias… Todos los esfuerzos del mundo para que Johny se recuperase, y entonces Jimmy caía enfermo. Cuando Jimmy empezaba a recuperarse, Cheche enfermaba de nuevo. Y así pasaron seis meses donde Robert y las aunties luchando por la vida de los trillizos.

Hoy están perfectamente y la verdad que viendo aquellas fotos del principio, parece mentira que sean los mismos niños. Los tres tienen personalidades muy diferentes, pero comparten el mismo entusiasmo insuperable por la vida. Están conectados unos a otros por algo desconocido y enigmático, y a la vez, poderoso.

Johnny fue el primero en nacer y el primero en sentarse. Es más serio, concienzudo y pensativo que sus hermanos.

Lo que más le gustaba cuando era más pequeño los libros. Cuando todavía no leía bien, si encontraba a alguien que leyese para él era el niño más feliz del mundo y podía estar durante horas haciendo preguntas, releyendo y encontrando nuevos libros para leer.

Hoy sigue siendo serio, pero tiene un humor especial. Es un gran actor y en el colegio siempre le eligen para presentar las funciones para padres.

Estudia Primaria en Pearl of Africa, y aunque la pre adolescencia le está trayendo algo de desorden, le encanta ir al colegio. Sus profesores disfrutan de tenerle cerca y aunque a veces es difícil mantener su mente centrada porque Johnny es un soñador, es un niño 10, se mire por donde se mire y es un placer tenerle cerca.

children malaykahouse Johnny