Mándanos un e-mail a info@malayakahouse.es
COLABORA

Lucas

En febrero de 2007, la policía se puso en contacto con Robert en relación con un pequeño abandonado, encontrado en una cuneta al borde de la carretera. La policía había estado cuidando al niño durante una semana antes de preguntar a Robert, al no encontrar otra opción, si tenía espacio para él en Malayaka House. Lucas tenía en torno a un año y medio, tenía malnutrición, pero por lo demás, en buen estado de salud.

Malayaka House fue un cambio enorme para Lucas y, en muchos aspectos, abrumador para él. Lucas es un niño introvertido, y aunque adora a sus hermanos y hermanas, requiere mucha atención y mucho tiempo para sí mismo. Hemos aprendido a darle el espacio que necesita para sentirse cómodo y seguro y a lo largo de los años, se ha convertido en un niño fuerte y confiado. Nuestras niñas más mayores cuidan especialmente de Lucas y le aceptan como es. Lucas nos ha enseñado a todos a ser más pacientes, flexibles y comprensivos.

Como muchos niños, al principio percibió la escuela casi como un castigo, pero poco a poco fue encontrando su lugar. Ahora disfruta levantándose con sus hermanos, poniéndose su uniforme escolar, consiguiendo un asiento en ventanilla en la furgoneta y saludando feliz por las mañana a sus profesores. Le suele llevar tiempo adaptarse a nuevos ambientes, pero una vez se siente cómodo, comienza a florecer. Lucas es además un artista incomparable. Sus dibujos son profundos, intimistas y misteriosos.

Lucas es como Danny y le encanta correr, saltar, bailar, retorcerse, chocar, volar, girar y caerse. Es muy activo y no tiene miedo y verle en acción es emocionante y aterrador. Su actividad favorita es escalar, y es el mejor. Puede trepar a lo más alto de cualquier cosa. Hemos diseñado cuidadosamente las zonas de juego y dispuesto las cuerdas y escaleras lejos de los árboles para mantenerlo alejado de la tentación de escalar, pero aun así él encuentra su camino a las alturas.

Además, Lucas adora a los animales. Tiene una relación muy especial con todos los perros y gatos que tenemos en la casa, especialmente cuando son cachorros, y siempre juega y cuida de ellos.

Lucas ahora está en primaria. En 2014 decidimos darle educación desde casa, con un tutor, para ayudarle con sus problemas de lectura y concentración. Tras un año en esta situación estaba listo para volver al colegio y hoy Lucas disfruta de Pearl of Africa con el resto de sus hermanos y amigos. Vuelve todos los días, se pone a hacer los deberes, y los termina con una sonrisa en la boca.

Aunque todos los niños de Malayaka House disfrutan del tiempo que pasan con Robert, para Lucas es su momento favorito del día. Es feliz simplemente contándole a sus ideas y últimas ocurrencias.

Estamos muy orgullosos de este muchacho. Cuando está contento, su risa y su alegría se escuchan de un extremo a otro de la casa.

children malaykahouse Lucas