Shakira

Malayaka Children

En 2010 decidimos acoger en nuestra casa a un grupo de 10 niñas que vivían en otro orfanato de nuestra zona, en el que los signos de negligencia y abusos eran evidentes. Robert conocía su situación de primera mano porque había estado ayudando a mejorar las instalaciones de dicho centro, y al ver las condiciones en las que vivían, no pudo hacer otra cosa que ayudar a aquellas niñas, trayéndolas a Malayaka House.

Como no estaba en nuestros planes, cuando llegaron tuvieron que compartir camas en una pequeña habitación, pero no les importó, porque estaban contentísimas de haberse convertido en parte de nuestro hogar.

Shakira es la más pequeña de este grupo de chicas, tenía sólo 5 años cuando llegó y el resto la trataban como si fuese su hija pequeña.

Cuando llegó a Malayaka House, Shakira era una niña seria, vergonzosa y muy callada. No se le daban muy bien los extraños y le llevó algún tiempo empezar a hablar y mostrar interés. No era muy habladora, pero escuchaba a las aunties y les ayudaba en todo aquello que le pedían que hiciese.

Tardó meses, incluso años, en ser la niña confiada que es hoy. Es responsable, madura, amable, callada e inteligente. Ayuda muchísimo en casa y es, junto con Mastula, en la que las aunties más confían.

Se levanta la primera por las mañanas y ayuda a las aunties a encender el fuego y a preparar el té y el porridge para que el resto de niños desayune antes de irse al colegio. Plancha los uniformes con Maggie y Mastula, y los fines de semana ayuda a las auties a pelar las verduras, a limpiar las piedrecillas del arroz y con el resto de tareas del hogar.

Comparte habitación con Maggie, Mary y Malayaka. Les encanta tener su propia habitación y la tienen limpia y cuidada; comparten felices su pequeño espacio. A todas les encanta saltar a la cuerda y jugar con la goma.

A Shakira le gusta también pasar tiempo sola pensando en sus cosas. Le encantan los bebés y desde que están en casa, es la niña más feliz del mundo. Le encanta pasar tiempo con ellos, llevándoles de un lado a otro, dándoles de comer y queriéndoles.

Shakira es nuestra mejor estudiante. Es lista, inteligente, responsable y adora ir al colegio. Le encanta ayudar a los profesores y a sus compañeros. Sus profesores la animan a seguir estudiando y brillando como la estrella que es. Definitivamente, será aquello que quiera ser cuando crezca. Desde que empezó Secundaria en 2019 quiere ser física.

Es buena en todas las asignaturas, pero sobre todo se le da bien las ciencias. Aprende rápido y sueña también con ser escritora.

Shakira es amable, educada y nunca se mete en líos. Y manda de lo lindo. Sus abrazos tienen doble valor porque no es demasiado cariñosa, pero cuando suceden puedes sentir toda su fuerza y son momentos mágicos.

Nos sentimos afortunados de tenerla en nuestras vidas y estamos orgullosas de cómo es.

children malaykahouse Shakira